Durante varias semanas estuve molesta con mi familia y mi novio estaba cansada de esa casa llena de reproches y reclamos. Un conocido, el dueño de una tienda cercana a mi hogar me había ofrecido hacia unas semanas atrás ir a China en Julio a trabajar con él por unos meses, oferta que decidí aceptar buscando salir de donde vivía, y así conocer nuevos horizontes.
Dentro de mi malcriadez, había decidido no avisarle a nadie sobre mi viaje, para que ellos no me impidieran hacerlo, había decidido avisarles al llegar, que todo estaba bien y que estaría en China trabajando unos meses.
Llegué al aeropuerto junto Tzao esperamos unas horas y tomamos un vuelo de poco menos de un día hasta China, luego un largo viaje en limosina hasta un poblado llamado Hauxi, lugar donde estaba su casa.
Su casa contaba con un impresionante avance tecnológico, parecía construida y amoblada en el 2050, pero en realidad eran solo cosas comunes que yo en Venezuela jamas había visto.
En la casa nos esperaba Liang una chica baoernai que el había elegido hace 10 años cuando aun era joven, hablaba varios idiomas al igual que Tzao, él me dice que no puedo usar el celular, nadie en esa casa puede usar celulares, yo se lo entrego respetuosamente pensando que seria costumbre en su hogar.
Pasan los días mientras me adapto al lugar y a los nuevos horarios, había una cama gigante donde dormíamos los tres, cenabamos y comíamos los tres juntos, parecía que me había vuelto parte de un todo, no tenia privacidad ya que a Tzao no le gustaban las puertas cerradas y en algunas ocasiones mientras estaba en el tina ellos entraban al baño.
Ya casi cerca de cumplir una semana hablo con Tzao para decirle que es hora de buscar un trabajo, que si el conoce a alguien tenga vacantes:
-No linda he hablado con muchas personas, nadie quiere aceptar a una chica que no hable el idioma.- Dice Tzao.
-Que voy a hacer entonces, si no tendré un trabajo quiero regresar a mi pais, esto no es lo que me habías prometido- Le digo algo molesta.-
-Como osas hablarme asi, malagradecida, largate de mi hogar LARGATE-Dice Tzao.
Entre gritos, lagrimas y cosas rotas por toda la casa, el me saca a empujones de alli, luego de recoger en mi maleta lo poco que pude.
Camine por las calles y pedí dinero para comer, pase 9 días durmiendo a la orilla de un rió bajo un puente muy concurrido, un señor que estaba en la misma situación que yo, compartió su comida durante tres días y luego sigio su camino, jamas en mi vida, me habia sentido tan humillada, con la ropa sucia con hambre y en un pais a kilometros del mio y con la gran barrera del idioma entre todas las personas y yo.
Ese día al caer el sol, regrese a la casa de Tzao, Liang me recibió, me dio de comer y me permitio esperar en la sala de estar mientras el llegaba, yo estaba muy asustada y debil, pasan las horas y Tzao llega a su casa, su expresión de rabia cuando me vio, nunca la voy a olvidar, me gritaba que haces aquí, lárgate, lárgate de mi hogar, mientras yo de rodillas le suplicaba que me escuchara solo un momento.
Luego de lagrimas y suplicas, él accede a escucharme:
-Tzao perdóname por la actitud que he tenido, jamas quise ofenderte, ni a tu hogar que gentilmente me recibió, accedí venir contigo porque te amo de todas las formas posibles y quisiera que me aceptaras, tu di las condiciones yo seré fiel a ti y a tu hogar. - Le digo.
El me levanta del suelo y le indica a Ling que me ayude que ahora seré su compañera en este hogar.
Tome un baño de agua caliente en la tina principal pase mucho tiempo allí, Liang se acerca y me dice que Tzao esta dormido y entra a la tina conmigo, me dice como ella llego a ese hogar todo lo que ha pasado y termina su larga charla diciendo:
-Vivirás como una reina si el tiene tu confianza, pero si por un segundo el duda de ti, te destrozara la vida. Me da un beso en la frente y se va.-
Pasan los días en ese hogar, Ling y yo, cocinabamos, limpiabamos y manteniamos todo en orden, ella manejaba las cuentas y compraba todo lo que se necesitaba, yo la acompañaba y aprendía cada cosa que hacia. Hasta convertirme en lo que Tzao quería ver, sentir, oler y pensar. Era una muñeca amoldada a sus deseos. Yo me había convertido en todo lo que el siempre había querido que yo fuera.
Los horarios de comida eran muy estrictos, Ling preparaba la comida y yo la ayudaba en algunas cosas todos comiamos en la mesa y yo levantaba los restos y limpiaba todo.
Unos meses luego de regresar a casa de Tzao, Ling salio a comprar algunas cosas y se retraso, se acercaba la hora de la cena y decidi empezar por temor a que Tzao llegara y no tuviera su comida lista. Recorde la receta de mi madre, ya que no teniamos acceso a internet y todos los libros estaban en Mandarín estándar. Comencé a preparar un gordon blue, arroz y ensalada. Todo quedo perfecto en sabor y presentacion.
Tzao llega junto a Ling y les sorprendo con la cena ellos se sientan a la mesa y yo les sirvo la comida, Tzao quedo perplejo frente a la mesa no comía, solo veía directamente la comida. Ling asombrada se levanta a retirar su plato, el la ve directamente a los ojos, ella se queda sentada, el acerca su cara al plato para sentir el olor, luego se levanta y tira el plato contra la pared, se coloca sus zapatos y se retira de la casa.
Dentro de mis lagrimas, Ling me ve muy molesta y me dice
-Como te atreves a preparar esta comida. El solo come comida china no esta aberración de plato. Limpia tu desastre y rápido llegara en cualquier momento debemos preparar la cena de nuevo.-
Corro a limpiar los trozos de vidrio que están regados por el piso, y a limpiar la pared sucia de los alimentos.
Preparamos un rápido plato de chow mein, solo fideos con vegetales, cerdo y algunos condimentos.
El regreso algo bebido se sentó a cenar en silencio, dio las gracias y nos fuimos a acostar.
El empezó a besar a Liang, como algunas noches anteriores, yo me voltee de espalda a ellos como de costumbre, pero esta vez sucedió mas, ellos tuvieron relaciones en la misma cama que yo, Tzao intento incluirme pero Liang lo detuvo, lo sedujo y le dijo:
-Esta noche te quiero solo para mi.-

 

75.0¢
0.0¢

No one has reviewed this piece of content yet